Francesc

0

Llevaba un par de semanas con dolores de espalda y me sentía muy cargado. Nunca me había planteado que un masaje pudiera tener esta capacidad curativa pero la verdad es que fue alucinante.

Durante casi dos horas conseguí, gracias a las sabias manos de Rosa, relajarme, y mis huesos y mis dolores lo notaron.

Sin exagerar sentí sensaciones que nunca pensé que me produciría un masaje comprobando como respondía mi cuerpo de forma instintiva ya que mi mente viajaba a kilómetros luz.
Quien no lo haya probado lo invito a ponerse en manos de Rosa y saldrá renovado, por dentro y por fuera.

Maria Jose

0

El masaje lomilomi de Rosa ha sido toda una experiencia asombrosa e intensa. Va más allá de lo que es un masaje normal. La combinación del toque amoroso y profundo a nivel muscular, con el aroma de los aceites esenciales y la preciosa música hawaiana te lleva a la armonía y a la paz del cuerpo y del alma.

Es fácil dejarse ir, pues te hace sentir que se está llevando a cabo un trabajo sagrado de sanación, liberación y limpieza en el cuerpo físico, pero también en el emocional, mental y espiritual. Las manos mágicas de Rosa te hacen más consciente del amor y reverencia que deberíamos sentir hacia nosotros mismos.

Es un gran regalo que debemos concedernos para disfrutar de un profundo estado de relajación a través del goce de todos los sentidos.

1 2 3 4 5