María

0

Hoy he recibido mi primer masaje Lomi Lomi. Es indescriptible la sensación que he tenido, al entrar estaba desubicada y muy bloqueada, y he sentido un cambio, físico y emocional, a mucho mejor.
Estoy muy agradecida a Rosa, he sentido mucho amor.

Mari Carmen

0

Recibir un masaje Lomi-Lomi  de las manos de Rosa y Esther es mucho más que un simple masaje, es una experiencia sensorial. Todos los sentidos están implicados, excepto el de la vista porque mantienes los ojos cerrados. La suavidad del tacto que recorre tu piel rítmicamente  a cuatro manos, el sensual perfume del aceite que te envuelve, el canto y la música de Hawaii que te transporta a un lugar de ensueño, te sumergen en un estado de placidez tal, que se despierta el atávico recuerdo del bienestar del útero de la madre. Si te amas lo suficiente como para darte este regalo, no te lo puedes perder. Aloha

1 2 3 4 5 7